Published on:

Cirugía Robótica da Vinci, ¿ Obra Maestra o Gran Error?

rbr-davinci-robot2.jpg-300x300La mayoría de nosotros hemos experimentado la ansiedad y frustración de un computador, celular smartphone, iPad o el mal funcionamiento de otro dispositivo. Pero ¿Qué haríamos si nuestras vidas dependieran de un dispositivo electrónico que funcione perfectamente?

Eso no es una analogía exacta para una máquina quirúrgica robótica, pero como muchos de nosotros no somos dueños de robots, es lo suficientemente cerca. Hay literalmente cientos de miles de cirugías robóticas desarrolladas en Estados Unidos, y la mayoría son realizadas en forma segura. Sin embargo, mientras más de estas máquinas son usadas, más lesiones son reportadas.

Desde el 2007, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU ha recibido más de 200 reportes de quemaduras, cortes, infecciones y cerca de 100 muertes después de cirugías robóticas. Además, motivado por un reciente estudio que encontró que los doctores que usan costosos robots para desarrollar cirugías no producen mejores resultados para los pacientes que los procedimientos regulares y menos caros, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos habló en contra de la utilización de robots para cirugías, que a menudo son histerectomías.

Una histerectomía es el procedimiento más común para las mujeres. De hecho, una en nueve mujeres experimentará una en toda su vida. Ahora más y más mujeres están optando por los procedimientos asistidos por robot en lugar de grandes incisiones abdominales o cirugías laparoscópicas que implican solo pequeñas incisiones en el abdomen.

El más popular entre estas máquinas es el Sistema Quirúrgico da Vinci y así es como funciona: El cirujano se sienta a cierta distancia del “robot” en una consola y utiliza herramientas quirúrgicas unidas a los brazos del robot para desarrollar el procedimiento en sí. Piense en eso por un segundo. Las manos de un buen cirujano se suponen son precisas y la mayoría aprendió como perfeccionar esa técnica médica con las manos en la escuela de medicina. En vez de eso, ahora ellos están optando por una máquina para hacer el trabajo por ellos. Hace que te preguntes, ¿no es así?

Lo mismo ocurre con muchos críticos de da Vinci. La AAM es actualmente investigando si el rápido número de lesiones reportadas es porque más cirugías robóticas están siendo desarrolladas, causada por la máquina en sí o por los cirujanos que no tienen entrenamiento adecuado. Intuitive Surgical, el fabricante de da Vinci, requiere que los cirujanos tomen entrenamiento por internet. Ellos también deben practicar la cirugía robótica en la compañía en Sunnyvale en California. En primer lugar, la práctica se lleva a cabo en objetos inanimados. Luego ellos pasan a cadáveres o animales. Correos electrónicos internos de Intuitive han mostrado un deseo de acortar el tiempo de entrenamiento requerido para los cirujanos. La conclusión es que las críticas de la cirugía robótica se preocupan de que los cirujanos no reciban suficiente entrenamiento, y no están desarrollando procedimientos actuales. Después de la práctica en un cadáver o animal, al cirujano se le da un certificado de finalización y luego depende del entrenamiento y proceso de certificación del hospital para decidir si un cirujano tiene las habilidades robóticas a la par.

Los defensores de los reclamos por la cirugía asistida por robot dicen que es mínimamente invasiva y resultan en menos pérdida de sangre, dolor y recuperación posterior más corta que la cirugía tradicional. Sin embargo, es también más costosa. Un estudio de 260,000 pacientes con histerectomías encontró que el costo promedio de la cirugía asistida por robot es de $8,868 comparado con $6,679 para una histerectomía laparoscópica.

Dado que los costos de estos gigantes de alta tecnología son más de $1.5 millones, los hospitales que lo poseen definitivamente lo usarán. De hecho, entre 2007 y 2010, las histerectomías asistidas por robot aumentó de 0.5 por ciento a 9.5 por ciento, y representaron el 22.4 por ciento de todas las histerectomías después de tres años que los hospitales compraron el equipo.

Angela Wonson, una portavoz de Intuitive Surgical, la compañía que fabrica el sistema da Vinci, dice “Como una herramienta, la cirugía robótica ayuda a los cirujanos a superar las limitaciones [mínimamente quirúrgica invasiva] de las técnicas tradicionales para ofrecer una opción menos invasiva y evitar costos descendientes y complicaciones de un procedimiento abierto.” Pero de acuerdo al Dr. Francois Blaudeau, un abogado y practicante de ginecología en Alabama y sirviendo como el abogado de los demandantes principales en varios casos sobre las lesiones de da Vinci, “Más procedimientos robóticos se llevan a cabo sin ningún contratiempo, pero hay un creciente número de quejas y demandas que alegan complicaciones e incluso muertes por la cirugía con da Vinci.”

Solo el año pasado, 450,000 personas se sometieron a cirugía asistida por robot, lo que ha hecho que las acciones de Intuitive Surgical se disparen. Pero hay mucha controversia sobre estas máquinas, junto con un creciente número de demandas. Varias de las lesiones reportadas son quemaduras y otras relacionadas a ardor en los intestinos, uréteres, los intestinos, vagina y otros órganos vitales. El Dr. Blaudeau dice que las lesiones no son a menudo por días después del procedimiento. El da Vinci usa energía mono polar, la cual puede causar chispas que dejan daño residual. Para reducir las críticas a su producto da Vinci, Intuitive ha introducido nuevas puntas cubiertas para sus instrumentos.

“Así que la verdadera pregunta es – ¿es seguro? En las manos de un buen cirujano, si, dice el Dr. Marty Makary, un cirujano de Johns Hopkins en Baltimore. “En las manos de alguien que no tenga habilidades avanzadas, podría ser un verdadero peligro.” El buen médico parece afirmar lo obvio. También motivo de preocupación es la motivación de lucro en Intuitive Surgical, quien ya ha mostrado la habilidad para poner las ganancias por delante de la seguridad del paciente empujando a la reducción de periodos de entrenamiento en el hospital. Además, usted tiene que preguntarse qué viene después – enfermeras robóticas asistiendo a cirujanos robóticos, ¿quién está usando los equipos de cirugía robótica para desarrollar cirugías? Uno solo espera que no eliminen por completo a los humanos del proceso. Todo es posible en esta era y época.

Los abogados expertos en dispositivos médicos de Reyes | Browne | Reilley están actualmente ayudando a las víctimas del Robot Quirúrgico da Vinci y sus familias a recobrar daños debido a sus devastadoras complicaciones. Si usted o alguien que conoce sufrió lesiones por un procedimiento desarrollado con el robot da Vinci, por favor llámenos para una consulta complementaria y confidencial. Usted no está bajo ninguna obligación a usar nuestros servicios. Llámenos hoy al 214-526-7900, o envíe el pequeño formulario de revisión del caso que está a la derecha.

Contact Information