Published on:

Halliburton Culpable en Destrucción Evidencia Derrame en el Golfo

shutterstock_55843996-300x356Todos recordamos la tragedia del 2010 del Deepwater Horizon en el Golfo de México. Ayer Halliburton, el contratista involucrado en la perforación del pozo de petróleo que explotó, acordó con declararse culpable al destruir evidencia perteneciente al incidente. Según el Departamento de Justicia, simulaciones del computador de Halliburton se desarrollaron por meses después del incidente y no concordaron con la historia de que BP LC, la compañía dueña del pozo, tuvo la culpa por no seguir los consejos de usar ciertos equipos.

BP contrató a Halliburton para manejar los servicios del mantenimiento de los pozos para prevenir fugas. Pero investigadores descubrieron que el gas natural subió a la plataforma de perforación y explotó. No solamente 11 personas murieron en el proceso, resulto también en el peor derrame en alta mar de la historia de este país. Por su crimen, Halliburton esencialmente obtuvo un “tirón de orejas” por parte del Departamento de Justicia por obtener solo un delito menor y pagar $200,000 la cual es la multa máxima permitida. Adicionalmente, la compañía está en libertad condicional por tres años y el Departamento de Justicia no procesará a la compañía más allá. Sin embargo, como un gesto simbólico de “buena voluntad,” Halliburton contribuyó voluntariamente con $55 millones para la Fundación Nacional de Vida Silvestre.

Las tres compañías involucradas en el derrame, Halliburton, BP y Transocean, el operador de la plataforma, todos se han declarado culpable por un cargo criminal. Antes del accidente, el Departamento de Justicia dijo a Halliburton que ha recomendado a BP, la compañía petrolera Británica, que el pozo incluye 21 collares de metal centralizados que estabilizan el cemento. En cambio, BP decidió usar solo seis. Después del accidente, Halliburton le dijo a los trabajadores que destruyan las simulaciones del computador que muestran pequeña diferencia entre seis y veinte uno collares. Esto permitió que Halliburton afirmara que el derrame ocurrió porque BP no siguió su consejo.

Resulta que el proceso de cementación puede que no haya tenido que ver con el derrame. Durante el juicio, Thomas Roth, un alto ejecutivo de la empresa a cargo del proceso testificó que “tendría una baja probabilidad de éxito” debido al diseño del pozo y otros factores.

Timothy Quirk, un gerente de laboratorio de Halliburton, llevo a cabo pruebas en muestras de cemento pero fue instruido a no preparar una hoja de trabajo de laboratorio. Él también dijo que botó a la basura las notas de la prueba.

En resumen, las pruebas mostraron que el cemento no era estable y el fracaso de su sello de espuma, junto con el preventorio reventado, causó la avalancha de petróleo y gas a punto de estallar. Es difícil de creer que Halliburton solamente recibió un delito menor por su tremenda responsabilidad y ultimadamente cubrirla.

Un juicio civil está en marcha en Nueva Orleans, y los expertos legales dicen que la declaración de culpabilidad de Halliburton trabajará más bien en contra de la compañía mientras deciden en los debidos daños en los estados del Golfo y los negocios afectados con el derrame. Carl Tobias, un profesor de derecho en la Universidad de Richmond, dijo “esto podría impactar la forma en cómo se resuelve el litigio civil, potencialmente imponiendo más responsabilidad en Halliburton de lo que pensamos en un principio.” Puede también que juegue en favor de BP, lo que sostiene que su parte de la responsabilidad no es mayor que la de Halliburton y Transocean.

El Departamento de Justicia también presentó cargos criminales en contra de cuatro empleados de BP y Transocean ha aceptado declarase culpable y debe pagar $400 millones y otras penalidades.

Antes del incidente Halliburton era conocido como el líder en el negocio de la perforación de gas y petróleo que está haciendo que los EE.UU dependa menos del petróleo extranjero. Pero recientemente, las compañías de grandes servicios han sido examinadas detenidamente por acusaciones de trabajo deficiente y demasiado caro para los militares de EE.UU en Irak, sobornando a oficiales Nigerianos para obtener contratos de energía y para realizar negocios con Irán durante las sanciones en contra del país.

Cuando se trata de grandes corporaciones, no termino de sorprenderme de lo corruptos que son. Nada de lo que hagan me sorprenderá ahora – absolutamente nada.

Crédito de Foto: Cheryl Casey / Shutterstock.com

Contact Information