Published on:

La mayoría de los consumidores dicen que ellos rechazarán los vehículos de auto-conducción, según dice la encuesta

self-driving-cars_148830749-300x300-032314¿Recuerda la película Hombre de Demolición (Demolition Man) de 1990? Que se trata de un Los Angeles futurístico con autos que se manejan por sí mismos. Quien hubiera pensado que 20 años después nosotros podríamos tener la opción de comprar uno.

Según los ingenieros de varios grandes fabricantes de autos, dicen que la adquisición de un vehículo de auto-conducción puede ser una realidad en solo unos pocos años.

La verdad, lo primero totalmente anónimo, los vehículos de auto-conducción se esperan que se muestren en un show de exhibición en todo el país a finales de la década, pero parece que su aceptación por el público en general quizás sea poco entusiasta. De acuerdo a la encuesta conducida por ORC International, la mayoría de los automovilistas tenían miedo ante la idea de entregar el volante a un computador. Parece que hay una desconfianza innata entre los propietarios de vehículos y superar ese miedo puede ser un desafío más grande que crear los vehículos.

De acuerdo a la encuesta, solo el 18 por ciento de los conductores encuestados dijeron que ellos de hecho comprarían uno de estos vehículos. ¿Cuál es la razón de tan bajo interés? La mayoría dijo que no sentía que era seguro estar en un auto que es piloteado por un computador. Sólo un 22 por ciento de estos automovilistas pensaban que era buena idea permitirle a un ser querido manejar un vehículo de este tipo.

Yo sé que todos hemos escuchado que las computadoras son más fiables que los humanos; sin embargo, a pesar de la falta de juicio objetivo y la eliminación del factor del error humano que debería hacer la conducción en estos autos inherentemente más segura que los autos tradicionales, los consumidores tienen miedo del concepto. Tal vez este miedo proviene en parte de sus experiencias con los errores de software y fallas técnicas, pero independientemente de las razones, las personas se muestran renuentes sobre el concepto de un vehículo controlado por un computador.

Anualmente, más de 30,000 personas perdieron sus vidas en accidentes de auto que eran manejados por otras personas; con la inmensa mayoría de ellos causados por un simple error humano. Un vehículo controlado por un computador debería eliminar esos errores. Los computadores no tomarán riesgos innecesarios, como por ejemplo, lanzarse entre medio de los vehículos para cruzar la ruta o acelerar para prevenir llegar tarde a una cita. Además, su vehículo de auto-conducción no estará distraído por una lista de cosas que hacer, una pelea con su conjugue o con un ser querido, o tratar de recordar si dejo o no la ropa en la lavandería esta semana. Ellos no contestarán celulares, o mensajes de texto mientras están en movimiento o han bebido mucho en el bar local. En otras palabras, los autos autónomos no van a sucumbir a las típicas distracciones y tentaciones mientras se mueven, manteniéndose alertas y haciendo ajustes de manejo como sea necesario.

Sin embargo, las encuestas muestran que la mayoría de nosotros ya pensamos: la mayoría de las personas no desean aún vehículos de auto-conducción. Estos vehículos quizás se hagan más populares con conductores más afluentes y conocedores de la tecnología, pero la mayoría de los consumidores convencionales están a favor de un vehículo tradicional manual más barato y menos riesgoso.

La encuesta encontró, sin embargo, que los mismos consumidores que indicaron que ellos no estaban interesados en comprar dicho vehículo son los más interesados en autos equipados con funciones computarizadas similares a los conceptos básicos del sistema sin conductor. Estos consumidores parecen querer más funciones como sistemas de advertencia de abandono del carril que le notifica al conductor cuando un vehículo se ha desplazado sobre los marcadores de la carretera e incluso como empujar el auto hacia atrás en su propio carril. Ellos también aprueban otras funciones, tales como, un sistema de advertencia de colisión que automáticamente aplica los frenos en un esfuerzo por minimizar el impacto del choque y sistemas de auto-estacionamiento el cual automáticamente dirige al vehículo en un lugar de estacionamiento sin la intervención del conductor. Quizás estas pequeñas características computarizadas proporcionan la evidencia necesaria que muestra que mientras los vehículos manejados por computador están por delante de su tiempo, que muy bien pueden ganar la aceptación en un futuro próximo.

La encuesta indica que la mayoría de los conductores están en favor de añadir medidas adicionales de seguridad en sus autos y están absorbiendo la idea de que estos avances en la tecnología trabajarán en conjunto con la conducción tradicional para mantener a los conductores y pasajeros más seguros en las carreteras. El próximo paso en esta progresión natural será la de convencer a estos mismos conductores que los autos que se pilotean por sí mismos últimamente serán más seguros que si son manejados por nosotros. Con el tiempo, veremos si esta nueva tecnología tiene éxito o no, pero debo decir

Contact Information