Me contacté con el bufete de abogados de Reyes y Reilley el año pasado después de un accidente automovilístico por error. Mi error fue lo mejor que me pasó. Eran amables y profesionales cada vez que hablaba con ellos. Durante todo el caso, me mantuvieron informado sobre el proceso y el estado del caso. Mi caso está resuelto y recibí más de lo que esperaba. ¡Gracias chicos! ¡Fue un placer tenerte como mi abogado!