Tuve un accidente en 2015. Reyes Brown Reilley tomó mi caso. Se comunicaron bien por correo electrónico ya que yo también soy sorda. Ellos hicieron un gran trabajo. Estoy contento con el resultado.