Mi primera y única experiencia hasta ahora con un abogado de lesiones personales y su empatía me impresionó. Son lo que necesitan todos los que sufren un accidente automovilístico. ¡Los recomendaría una y otra vez!