Angel Reyes III Espanol, Noticias

shutterstock_1396169241-300x200La comunidad hispana está muy consciente de la importancia de las nuevas reformas en Inmigración, y la Iglesia Católica utiliza sus armas y estrategias para presionar y provocar la aprobación por parte del Congreso de reformas legislativas que abran puertas a los inmigrantes indocumentados, hacia la ciudadanía. Los presidentes de colegios y universidades católicas, se han unido a esta causa.

Este es el nudo de la cuestión; ¿estas reformas pueden provocar una avalancha de inmigrantes?

Sacerdotes y Obispos Católicos ponen en práctica una estrategia predicando en las misas a sus feligreses, instándoles a presionar a sus políticos para lograr que sean aprobadas reformas contundentes que solucionen el problema laboral en los Estados Unidos, como es la escalera que se genera en relación a las diferentes situaciones legales de los trabajadores como son: inmigrante ilegal, inmigrante con permiso de trabajo, inmigrante legal, o trabajador nativo. Tienen previsto utilizar el sermón de la misa el domingo 8 de septiembre en las diócesis más grandes de la nación, para promulgar a los feligreses que presionen a los legislativos con el objetivo final de legalizar a inmigrantes indocumentados.

Es importante tener en cuenta la fuerza de la Iglesia Católica en los Estados Unidos de América.

Los católicos son el grupo religioso más numeroso del Congreso, están por encima del 30% de los miembros, la Iglesia que en diferentes ocasiones se ha posicionado en contra de Obama en asuntos tan importantes y trascendentales como el aborto, el anticonceptivo o el matrimonio entre personas del mismo sexo, están confiados en que sus congregaciones podrán presionar ahora sobre republicanos y demócratas indecisos, que no están seguros de apoyar a Obama en el asunto Inmigración.

La presión va a ser intensa, Marketing, Internet, comunicados online, redes sociales, todo en español e inglés, y las “marchas de oración” en los distritos del Congreso. Por otro lado la Iglesia es consciente del enorme número de hispanos católicos, y entiende que tienen un arma en su mano muy importante. Las marchas se realizarán en distritos donde este tema es de mayor importancia, la decisión de adoptar una acción política por parte de los Católicos y otros grupos religiosos, que apoyan la propuesta de Obama sobre las nuevas leyes inmigratorias, tiene el objetivo de presionar a los legisladores republicanos y demócratas que están en contra de estas reformas.

Por eso, este movimiento o estrategia política proclamada en un sermón dominical, tiene una potencia superior a cualquier campaña publicitaria, y los republicanos y líderes contrarios a las reformas sobre las leyes de inmigración están muy conscientes de la importancia de las palabras que manan de los púlpitos de toda la nación.

No cabe duda que la comunidad hispana juega un enorme papel en todo este entramado político y social. Los latinos saben las consecuencias que puede traer el continuar sin reformas en Inmigración, saben los problemas económicos que causa el desplazamiento de trabajadores legales por indocumentados, los recortes salariales y los problemas jurídicos. Como ha opinado Angel Reyes, Managing Partner (Socio Gerente) de Reyes Browne & Reilley, uno de los bufetes más importantes en Dallas como abogados daños personales, ante la problemática actual:

“es necesario avanzar con unas reformas exhaustivas en Inmigración en los Estados Unidos”.

La fuerza hispana es impresionante, todo ha cambiado. Ser latino ha pasado de significar “inmigrante”, a sentir el orgullo de ser americano, con una descripción o segunda nacionalidad “ latino”.

blog-082813Con una presencia y fuerza arrolladora, la comunidad latina se hace cada vez más atractiva para los políticos. Las elecciones de 2012 demostraron que el voto hispano fue vital y decisivo, Rommey se veía desangelado con su 27% del voto latino contra un 71% de Obama, representando además el 10% del total del electorado. Todos estos detalles apuntan a que la presencia hispana será cada vez más fuerte. Cuando los porcentajes de audiencia televisiva en horario “prime time”, se vuelcan a favor de Univisión por encima de NBC o escuchas a los políticos recordar su linaje hispano para ganar votos, realizas que Estados Unidos evoluciona y progresa con la misma filosofía de un crisol de razas que hacen realidad una nación líder.

La Casa Blanca entiende que con el apoyo de la Iglesia Católica y miembros de otros grupos religiosos, esperan lograr suavizar las diferencias que existen tanto entre los republicanos como entre los demócratas. Aunque para muchos legisladores estas reformas significan una amnistía para inmigrantes ilegales, que podría transformarse en oleadas de inmigración ilegal.

La iglesia apuesta por su marketing desde el púlpito, con sus seguidores hispanos como máxima audiencia, presionando a Estados Unidos y su departamento de Inmigración para conseguir un mundo mejor, una igualdad de oportunidades y olvidarse de problemas.

Las opiniones están muy divididas, unos piensan que es conveniente y beneficioso legalizar a indocumentados, otros piensan que esto provocaría una oleada de inmigrantes y otros piensan que puede haber otras soluciones, como por ejemplo intensificar el control de empresarios que contratan a indocumentados, pero ese será otro tema. Mientras tanto la polémica crece, se intensifica y protagoniza cada vez más las noticias y debates televisivos.

AHORA es el momento, es inminente solucionar YA este enorme problema.

¿Dónde está el equilibrio? El debate está servido y es candente.

Entrada Anterior Entrada siguiente